Perder nuestras vidas en Dios, significa vencer nuestras tentaciones de ser Dios y permitir que él esté a cargo.

Suscríbete para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo electrónico o por mensaje de texto a tu celular en https://gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias/